Toledo, 16 de enero de 2017.- Podemos Toledo apoya la lucha de las trabajadoras de Limasa -concesionaria del servicio de limpieza, mantenimiento y conserjería en colegios y edificios públicos- en defensa de su dignidad y sus derechos laborales y exige al Gobierno municipal que no se produzcan recortes ni despidos aprovechando el nuevo pliego de condiciones que firmará la empresa que preste el servicio a partir de ahora.

La responsabilidad del nuevo pliego de condiciones recae exclusivamente en el Gobierno municipal integrado por el PSOE y Ganemos que, si no se rectifica, provocará graves consecuencias tanto para el empleo como en la calidad del servicio, con la única coartada de abaratar el servicio de limpieza. Según ha denunciado la representación sindical, la quiebra de los derechos laborales y sociales ya ha comenzado, trabajadoras que se están jubilando y tenían contratos de 39 horas se están sustituyendo por trabajadoras con contratos fijos discontinuos de menos horas con la merma que eso supone en los ingresos de las mismas. Es obvio que ya ha empezado el destrozo laboral y social para facilitar el terreno a la nueva concesionaria.

Además, el recurso presentado por Acciona que impugna, entre otras, las CLÁUSULAS SOCIALES del citado pliego, pone de manifiesto que las empresas están dispuestas a rechazar cualquier mejora que pueda adecentar las condiciones de las trabajadoras. PSOE Y Ganemos no puede permitir esta vulneración de derechos y deben aprovechar la oportunidad de este recurso para rectificar –aún están a tiempo- y municipalicen el servicio que, como se está demostrando en otros ayuntamientos, mejoraría los servicios que se prestan en los colegios y edificios municipales.

Desde Podemos Toledo pedimos al Ayuntamiento, con el apoyo de la ciudadanía y de los trabajadores, la remunicipalización de los servicios y que dé marcha atrás en su intento de seguir alentando el negocio de grandes empresas en materia de servicios públicos, siempre a costa de precarizar el empleo y degradar la calidad del servicio que exige la ciudadanía, con un mayor coste para las arcas municipales.

Estamos convencidos de que los servicios municipalizados supondrían un importante ahorro económico, que se debería utilizar para mejorar la prestación de los servicios y contratar más personal. Esta sería una forma de luchar contra el paro y contribuir a dignificar los salarios de las mujeres.